La era de la posverdad


Trump dice que Obama es el fundador del Daesh (No lo es).

Así dan las noticias sobre Donald Trump las cadenas estadounidenses al hablar de su presidente. Aclarando si lo que dice es cierto o no. Y es que lo que si es cierto es que el personaje en cuestión es un potente generador –sabedor de lo que esta diciendo o engañado– de un gran número de noticias que alimentan el fenómeno de la posverdad, para regocijo de sus seguidores y espanto de los mercados bursátiles, que tiemblan ante cada uno de sus tuits.

El término “post-verdad” fue elegido por el diccionario Oxford en 2016 como “palabra del año” tras la (divertida y exitosa) campaña política de Trump, que tanto juego nos dio a los analistas de internet. Desde entonces este término ha quedado asociado en nuestro subconsciente a contenidos políticos de dudosa procedencia. 

Nunca se ha mentido tanto como ahora. Además, antes mentir tenía un precio. Ahora el mentiroso sale impune. O incluso lo nombran presidente. Y no solo en EEUU, como muy bien sabemos los españoles. 

Vivimos en un mundo peligroso. No solo es la brecha digital, muy patente en estos momentos de confinamiento debido al COVID-19, lo que hace que la cultura digital de la ciudadanía sea mas bien escasa. Algunos recordamos cuando nuestros abuelos hacían algo “porque lo ha dicho la tele”, y ahora nuestros hijos ven cómo nosotros hacemos cosas “porque lo he visto en internet”. Todo el mundo es experto en todo. Todo el mundo opina de todo. Todo el mundo es periodista si tiene un móvil y redes sociales a su alcance. Y así nos va.

Según una cita atribuida a George Orwell: En una época de engaño universal, decir la verdad es un acto revolucionario”. Pues seamos revolucionarios. Aprendamos a distinguir lo cierto de lo falso, y destapemos sin ningún tipo de pudor los bulos, malintencionados o simplemente compartidos, que circulan por internet y las redes sociales. 

No vamos a ganar a los mentirosos. Pero oiga… por algo hay que comenzar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *