Emilio Morenatti: fotografías de la pandemia y un Pulitzer

 

A través de los ojos de Emilio Morenatti conocimos algunas de las historias personales que le han hecho ser merecedor de un premio Pulitzer por su fototrabajo cubriendo la pandemia en España.

Sus imágenes dejaron buena prueba documental de lo que fueron los meses más álgidos del covid en los hospitales, las residencias y los hogares españoles.

Captó una realidad que superaba a la ficción y dejaba en evidencia la asistencia a las personas de la tercera edad en las residencias, la vulnerabilidad de los sanitarios trabajando sin descanso con los escasos recursos con los que contaban, el desbordamiento de la Atención Primaria, la soledad de los mayores en sus hogares,  el vacío de las calles de Barcelona y la cruda realidad de las personas sin techo.

Acostumbrado a cubrir algunos conflictos bélicos en Afganistán, Jerusalén, Gaza y Pakistan, Morenatti estuvo también en los peores momentos cuando los ingresos eran constantes y las visitas a los hogares por los sanitarios se hacían extremando todas las precauciones.

Su trabajo es de los pocos documentos gráficos más completos que existen donde también capturó algunas de las imágenes del protocolo post-mortem que se siguió en España.

Actualmente, se estima que perdieron la vida más de 30.000 mayores desde el comienzo de la pandemia. Las cifras reales aún las desconocemos.

 

Las imágenes del drama que dieron la vuelta al mundo

La realidad de las imágenes de este experimentado fotoperiodista, jefe de la agencia de noticias The Associated Press en España y Portugal, llegaron a hacerse virales en las redes sociales y coparon las portadas de varios medios nacionales e internacionales.

En diciembre, una de las fotos que realizó a un enfermo de covid en el paseo marítimo de una playa de Barcelona, tras más de 50 días en la UCI,  fue seleccionada por The New York Times como una de las fotos más icónicas del año. 

Image de AP Photo/Emilio Morenatti

Pero tras los difíciles momentos que muchas personas vivieron, también hubo historias esperanzadoras. Una de las fotos más emotivas fue la del reencuentro de una pareja, Agustina Cañamero (82) y Pascual Pérez (85), abrazándose y besándose tras 82 días sin verse en una residencia de mayores de Barcelona, donde él estaba ingresado.

Hace apenas unas semanas el jurado del principal premio estadounidense de periodismo le otorgaba el Pulitzer por “acercar a los espectadores la vida y la lucha de los ancianos en España durante la pandemia”.

Tras conocer este premio a su trabajo, Morenatti quiso volver a reencontrarse casi un año después con Agustina y Pascual para entregarles una copia enmarcada de su aclamada foto que dio la vuela al mundo.

En una entrevista a Canal Sur explicó que para este fotoreportaje, que duró nueve meses y fue realizado en un radio de 10 km de su casa, tuvo que tirar de contactos por el bloqueo informativo con el que se topó durante los primeros meses de pandemia.

Gracias a su agencia y a la ayuda de algunos sanitarios, hoy podemos tener este documento gráfico que formará parte de la memoria colectiva de todo un país.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.